top of page
  • Editor

Desastre en Gaza tras masivos bombardeos de Israel

La Franja de Gaza sufrió este viernes otra jornada sombría debido a los constantes y feroces ataques aéreos de Israel, que esta madrugada emitió una orden de evacuación para más de un millón de residentes en el norte del enclave hacia la zona sur, anticipando un aumento en su ofensiva y provocando un caos generalizado en la región.

“No regresen a sus casas hasta nuevo aviso”, leyeron esta mañana los habitantes del norte de Gaza en unas papeletas lanzadas desde el cielo por el Ejército israelí.


Las Naciones Unidas recibieron la misma indicación, que daba un plazo de 24 horas para completar el traslado de 1.1 de millones de personas -casi la mitad de la población de Gaza- a través de uno de los territorios más poblados del mundo.


Ante esto, y pese a la instrucción de Hamás de permanecer en sus hogares, miles y miles de personas cogieron sus pertenencias y comenzaron a transitar, en coche o a pie, la principal arteria que recorre la Franja de norte a sur.


En paralelo, el Ejército israelí continuó atacando con ferocidad en la Franja por séptimo día consecutivo, tras el ataque sorpresa por parte de milicianos del movimiento islamista Hamás el pasado sábado en el que murieron más de 1,300 israelíes y 3,400 fueron hospitalizados.


Los ataques aéreos israelíes de este viernes, que se produjeron en simultáneo con el lanzamiento de más cohetes desde Gaza, elevaron la cifra de fallecidos palestinos en la Franja a más de 1,900, mientras que ya son 7,700 los heridos.


Uno de los bombardeos de este viernes, según denunció el grupo palestino, impactó directamente sobre un grupo de personas que se trasladaban al sur y dejó un saldo de 70 muertos, en su mayoría mujeres y niños.


Múltiples organizaciones humanitarias denunciaron que la orden de evacuación israelí agrava aún más la desesperante situación que vive la Franja y pone en peligro a las miles de personas que están recibiendo atención médica en hospitales y no están en condiciones de ser trasladadas.


“La gente no tiene ningún lugar seguro adonde ir y muchos, incluidos los discapacitados, los ancianos y los enfermos, no podrán salir de sus hogares”, advirtió el Comité Internacional de la Cruz Roja.


Hace días que el Gobierno israelí impide el acceso de agua, combustible, electricidad y de cualquier tipo de mercancías dentro de Gaza, ha vetado también la entrada de material humanitario al enclave desde la frontera con Egipto y ha llevado a los centros hospitalarios a una situación de máxima emergencia por la escasez de medicamentos, suministros médicos y productos sanitarios básicos.


La Cruz Roja alertó que la indicación israelí, sumada al “asedio completo que niega explícitamente alimentos, agua y electricidad, no es compatible con el derecho internacional humanitario”.


En estas circunstancias, la población de Gaza teme que el Ejército israelí comience una ofensiva por tierra, que resultaría aún más sangrienta.


Información: Forbes/EFE

Comments


RECIENTES

bottom of page